Generación energética para el autoconsumo…y con diseño!

Smartflower es un dispositivo fotovoltaico inteligente con forma de girasol que genera hasta 6.000 kWh al año, muy por encima de lo 4.000 kWh de consumo medio anual aproximado de una casa
image

Generar toda la energía que necesita una casa, un negocio o un pequeño colegio de manera eficiente y sin complicaciones técnicas. Bajo esta premisa se ha presentado en Madrid el Smartflower POP, una solución fotovoltaica inteligente con forma de girasol que promete mejorar hasta en un 40% el resultado de los sistemas tradicionales de paneles solares.

La clave está en su diseño. Inspirado en el movimiento de los girasoles, Smartflower sigue la trayectoria solar gracias a un sistema de control que permite que sus paneles móviles de 18 m2 se sitúen siempre en un ángulo de 90 grados con el sol, para recoger la mayor cantidad de energía posible. Y todo de forma absolutamente autómata
image
Esta innovación no sólo permite la independencia energética de una vivienda unifamiliar, sino que también puede abastecer otras necesidades como puede ser la carga de un vehículo eléctrico. “Smartflower permite generar hasta 6.000 kWh al año, muy por encima de lo 4.000 kWh de consumo medio anual aproximado de una casa”, ha añadido a este periódico Julio Matilla, responsable de Smartflower en España.

Sin complicaciones: ‘plug & play’

Su sistema de montaje es mucho más sencillo que el de las complejas instalaciones tradicionales. El aparato, que mide 2,65 metros de alto, se vende en una caja y es de fácil instalación. En menos de una hora se puede tener enchufado a la red y colocado en una zona con acceso al sol para que despliegue sus paneles solares automáticamente.

Además de buscar la luz solar, es capaz de replegar en una primera fase sus paneles con rachas fuertes de viento superiores a 54 km/h. Si el viento supera los 63 km/h se pliega por completo para garantizar la máxima seguridad.
image

Paris en carrera para ser la “ciudad del futuro”

image
“París Smart City 2050″ es una apuesta en firme para transformar la ciudad del amor, en la ciudad más sostenible del planeta, con la intención de ofrecer una mayor calidad de vida a sus habitantes y turistas.
image
Este proyecto no sólo tratará de modernizar la ciudad sin renunciar al estilo parisino, sino que implementará una serie de estructuras y herramientas que serán capaces de reducir las emisiones contaminantes hasta un 75% hacia 2050.
image
El nuevo París ha sido diseñado por la firma de ingeniería Setec Bâtiment y el arquitecto Vincent Callebaut, con el objetivo de convertirla en una ciudad sostenible, ecológica y conectada.
image
Un proyecto titánico que ya ha sido encargado por el Ayuntamiento de la ciudad y cuya fase de ejecución duraría 35 años…esperemos verlo hacerse realidad!
image